Make your own free website on Tripod.com

Grupo Literario Palabras Indiscretas

Acuarela de pensamientos (2009)

Pagina Principal
Escritos: Acuarela de pensamientos (2009)
Escritos: Raíces (2010)
Escritos: Entre la utopía y la distopía (2011)
Espejos de papel
Publicaciones
Contacto

----------------------------------------------------------------------------------------
Los poemas encontrados a continuación son parte del fruto de la contribución de los once autores que componen el "Grupo Literario Palabras Indiscretas"; y una pequeña muestra del material publicado en el primer poemario del grupo "Acuarela de Pensamientos" (2009).
----------------------------------------------------------------------------------------
The Poetry found here is part of the result of the contributions of the eleven members that constitute the "Grupo Literario Palabras Indiscretas"  and a little sample of the published material from the first group´s book "Acuarela de Pensamientos" (2009).
---------------------------------------------------------------------------------------

Todos los derechos reservados/All rights reserved ©

GLPI ®

Intensidad
por Jerónimo Téllez "Amaury Saenz"
 
Quizás intente cuando escriba,
dibujar el sonido del agua que corre por la tierra.
Quizás dibuje la mañana
sobre una hoja blanca.

Puedo dibujar el cielo azul
con tinta roja sobre el tiempo
y dejar la estrella más brillante
para ti
y aún así,
no podré decirte que te amo
con gran intensidad.

Podré rasgar mi piel
con las espinas sobre el camino
que llega hacia ti.

Podré helar mi cuerpo desnudo
en la tormenta de invierno
al tocar tu puerta
y aún así no entenderás
cuánto te quiero.

Quizás, al sacar mi corazón
y derramar su sangre en ti
mi calor al fin percibas.
Y entonces si:
dirás que te amo intensamente,
pero yo,
estaré rendido
y mis ojos entreabiertos brillaran
porque al fin
llegó mi amor a ti
con tal intensidad
hasta morir.
 
Palabras Indiscretas
por JM.Persánch
 
Palabras indiscretas...

de amores y engaños,
y de secretos acusados por serlo,
de pasión,
y de camas y sábanas desechas;
de dolor,
y de mentiras descubiertas,
de sorpresa,
y de sonrisas bellas y abiertas.

Palabras indiscretas,
de las marionetas a sus titiriteros,
sin más lógica que la mágia
y más verdad que la inocencia.
Palabras indiscretas,
que llevan sobre los hombros la ausencia,
mientras la ciudad duerme,
y yo sueño con tu presencia.

La muerte y el silencio
son las edades del tiempo;
La vida una coleccionista
de recuerdos y de promesas,
de errores y aciertos;
una coleccionista de destinos,
de miradas y de sueños,
en la que siempre te encuentro.

He tomado prestado del tiempo
todas mis edades,
que les devolveré obligado
cuando la muerte convierta
mis palabras en silencios.
Quiero que sepas
que hoy te he derrotado,
porque con mis escritos
estaré con ella eternamente a su lado,
aunque creas ignorante que me la has robado.
 
Oración
por Baltazar Peña
 
¡Señor! pon las palabras en mi boca
al escribir, guía segura mi mano
y lo que escribo le sirva al hermano
no sea el pincel que solo retoca,

Ilumina, con lucidez mi mente
no sea que el pensamiento divague
y el verdadero sentido lo embrague
por falaz escritura, incoherente,

que en el recuento y medida de versos
no mutile la flor y su belleza,
que mi imprudencia produzca tristeza
al ver morir sus pétalos dispersos,

que en loco afán de conseguir la rima
no me torne de reglas prisionero
no poder expresar lo que yo quiero
e incluya la palabra que lastima,

que en ansia de representar figuras
mi tintero no desgaste en lo ufano
no olvide mis principios de hortelano
y escriba versos limpios sin fisuras

que recree belleza y hermosura
no dejar oscuros mis pensamientos
en la acción de distribuir los acentos
las palabras retuerza con locura.

¡Dios! muéstrame el verdadero camino
en donde yo mi versos alimente
de su sentir, mi acervo se acrescente
mientras encuentro mi estilo y lo afino,

mis versos se eleven a las alturas
pero que fijo mantengan su vuelo
mis pies estén bien pegados al suelo
al decir la verdad sin tachaduras.
 
Existencia -2-
por Morella del Valle
 
Un vacío de cuerpo… un espacio inerte. Donde el alma no se encuentra y no se siente. Me quedo en el aire sin forma, sin fondo, intentando descubrir qué fue lo que pasó… cómo llegué a probarme a mi misma que hace falta más que un gusto o una simple curiosidad, más que unos ojos bonitos o una posible estabilidad de vida… y es tan extraño todo lo que siento que no puedo escribir… las letras se esconden, el papel se transforma en árbol y yo me transformo en Piedra. Soy una solida masa de origen fugaz, con una sustancia que no reconozco, que me hace vulnerable al tiempo, a la vida, a los años, a los extraños que piensan que soy lo que soy porque vengo de donde vengo y no es más que una etiqueta cultural que se encuentra en mi dorso con luces fluorescentes que me hacen distinta a la media que me rodea, pero en esencia y por esencia, todo eso lo mando a la mierda. Yo soy lo que soy con cabello o sin el, sin idioma, sin sangre, sin música, sin poesía, sin identidad, pues me lanzo al universo y no soy nada, me desintegro sin saber quién era ni quien fui y todo forma parte del rollo existencial humano que pretende calificarnos por orígenes, por razas, por culturas, por colores que se mezclan y resultan otra cosa, por colores que no se mezclan nunca y terminan siendo puros idiotas medidos por grados de inteligencia, de conductas, por la bendita idea de ubicarnos en un escalafón donde unos son fríos y otros son calientes, donde unos son honorables y otros son una imperfección, donde unos pueden y otros no lo saben hacer, algunos tienen resaltado su nombre y otros tienen borrado su apellido y no me queda otra que seguir siendo Piedra para no contaminarme de toda esta bazofia que no me apetece integrar a mi existencia ni a mi conciencia… la que ya en tan corto tiempo ha tenido que hacer catarsis para limpiarse de tanta falsedad cultural trasmitida por generaciones que no han entendido que somos lo que somos porque nacemos intactos y no tenemos tiempo de decidir ser lo que queremos ser. Y sí… es verdad, no podemos ser otra cosa que el resultado de siglos de culturas o la mezcla de ellas, pero hoy me rebelo a todo eso y por un instante: Soy lo que soy en la libertad de ser quien quiero Ser.

Morir en el Intento
por Walberto Campos 
 
Buscando voy un destino,
y no sé si voy por lo seguro;
porque puede que haya un muro
que interrumpa mi camino,
¡o que en montañas me ataque un felino!
hay personas de autoridad vestidas
que se interponen en mi salida
con su atroz apariencia
de gente injusta y sin clemencia,
en una frontera protegida.
 
¡Pero prefiero morir en el intento
antes que darme por vencido!
que a estas tierras yo no he venido
a mostrar mi extremo violento,
¡vine por buscar mi sustento!,
y si hay alguien que mis senderos obstruya,
desearía que Dios sin piedad destruya
las malditas y absurdas fronteras;
y que todo el mundo quisiera
que una sola nación se construya.
 
La visita
por Miguel ángel "Vientoazul"
 
Camine despacio, una tarde...
Sin agitar el viento,
Entré en aquel descanso
Donde se congela el tiempo. 
 
El lugar sombrío, como un páramo
Que ante mi se ofrecía.
Sin saberlo,
La Isla
me estaba invitando a estar en sintonía
Con la serenidad de las Almas.
 
La copa de los árboles,
Apenas se movían.
Las sombras levemente alzadas
sobre el terreno,
marcaban un punto a detenerse.
 
Para cada cruz
Destiné un breve relato
Y para las que no
Un solemne silencio. 
 
Ellas, eran las cruces olvidadas.
 
Déjate tocar
por Edy Marta Muscio
 
Tropiezo con un cúmulo de ideas,
una caravana de imágenes
atropelladas, hablándome:
–No busques que decir
cuando todas las palabras
ya han levantado el vuelo,
Percibe el hechizo que se clava
y acaricia tus entrañas
y enfócate en la emoción.

–No pienses... Déjate sentir;
déjate tocar, permítete vibrar.
No distraigas el instante,
no embrujes un sueño sublime
que se adentra en lo profundo,
 envuelve en la magia
y el brillo de la seducción.

–No mires la danza del fuego
busca tu fuego dentro de él.
¡Atrévete a vivir tu fantasía!
ahuyenta el recato y los temores
permite que te invada la audacia.
¡Eres mujer…!
Vacilé por un segundo,
la sangre me enervó
se desprendió el botón de mi blusa
Y…Me deje tocar.


Tú mi Diosa del mar
por Julio Armando Agüero
 
En un alborozado y alucinante despertar,
de una gélida mañana invernal,
viene a mi, tú más bello recuerdo,
como una apasionada Anfítrite, Diosa del mar.

Tú, que has inquietado, despertar mi musa,
dejándome surcar, por los mares de tú ensueño,
enredándome en tú cabellera, finos rayos de sol,
has logrado encender,  la llama viva de mi amor.

Quiero ser tú libertad, tú eterna fantasía,
un mar alborotado de todos tus puertos,
llegar cada momento, acariciar tus playas,
estar  contigo eternamente, en el ocaso de la tarde.

Ver resplandecer tu áurea, que irradia poesía,
a pesar de la distancia, tu aliento como un suave viento,
que llega sin cesar, agitar mis aguas,
envolviéndome tiernamente, en tus preciosas olas.

Sentir, embelezado tú refrescante brisa,
cubriéndome,  con tus rocíos platinados,
y escuchar  por siempre,  los melodiosos latidos,
de tu inspirado y apasionado corazón.
Absurda
por Mariela Barcia
 
En el murmullo desvariado de tus labios
Cuando tus ojos no consiguen despertar,
cuando tu cuerpo sigue inerte a mi presencia
y tus palabras solo causan decepción...
Planteo hacer oídos sordos a la nada,
nada superflua, solo fantasmas en mi interior,
que me persiguen y me despiertan a media noche,
que me torturan con gran sigilo y rebelión.
En el murmullo de unos celos inconcebibles
cae la noche riendo absurda de mi niñez,
y entonces nace la voz adulta de me controla
y me aconseja mirar sus ojos, mirar mi fé.
 
Desnúdame
por Jamelyn Coromoto
 
Siempre me has buscado,
Por días intento ignorarte
De noche busco esconderme
Hacerme que no te he visto
Siempre logras imponerte
Y reclamarme los días
De abandono y hastío.

En mi alma no hay delito
Ella sabe que tú sabes
El porque de mi abandono,
Que hago hoy contigo
Como te explico si sabes
Si es a diario mi delirio.

Que hago con esconderme
Para que no me encuentres
¿Por qué huyo y te engaño?
Si siempre tomas mi mano
Y la aprietas al tintero
Dominando mi rebeldía
Obligando mi osadía.

Oh inspiración mía
Perdona la rebeldía
Desnúdame de nuevo
Ante lo blanco de tu tez
Plasmando letras sentidas
En una madrugada fría
De soledades vividas.

Volando en Sueños
por Graciela Giraldez
 
Volé por el cielo
acariciando las nubes,
llegue hasta tu cielo
descubrí tu perfume.

Encontré tus sueños
dormidos, excitado,
me vi en ellos
y decidí abordarlos.

Descubrí el amor
que por mi sentías,
me quede impactada
siempre fui tu amiga.

Me escondí en un rincón
me vi tan deseada,
no me imaginaba
que hasta tal punto me amabas.

Recorrías mi cuerpo
con suaves caricias,
y con besos insistentes
me decías “eres mía”.

No podía creer
lo que estaba pasando,
yo estaba en tu sueño
y en el mío volando.

Rozando las nubes
descubriendo horizontes,
tocando la luna
dibujando tú nombre.

De un sueño profundo
desperté agitada,
pues el amor encontré
en un hombre que no esperaba.